Iniciar sesión   

Acceso a su cuenta

¿Todavía no tiene cuenta?

Por favor, introduzca un Nombre de usuario válido. Sin espacios, de al menos 2 caracteres y que contenga solo letras y números-
Por favor, introduzca un Contraseña válido. Sin espacios, de al menos 4 caracteres y que contenga solo letras y números-
Las contraseñas no coinciden
Introduzca una dirección de correo electrónico válida
Las contraseñas no coinciden ?>
Los campos marcados con un asterísco ('*') son obligatorios

 x 
Carro vacío
Olga Miranda
Subscribase a nuestro boletín y reciba en su correo noticias y consejos

Carro de Compras

 x 
Carro vacío
Anuncio
08Marzo

La soya: aliada alimenticia

La soya: aliada alimenticia

La soya es un superalimento, incluso se le puede llamar un alimento de la juventud debido a su gran potencial para evitar los males relacionados con el envejecimiento, desde los síntomas de la menopausia hasta la osteoporosis y el cáncer de mama.


Piense en la salud de hierro y la enorme longevidad de los pueblos asiáticos donde la soya es uno de los alimentos principales. Los asiáticos que tienen una alimentación tradicional rica en soya sufren menos ataques al corazón, tienen menos probabilidades de contraer cáncer de mama, del colon y de próstata y experimentar menos fracturas de la cadera.

Es fácil agregar soya a la alimentación. La nueva generación de alimentos de soya de hecho saben ricos. Ya no queda nada de aquel sabor a frijoles (habichuelas) ni el regusto desagradable que caracterizo los productos de soya de antaño.

La soya es una fuente excelente de proteínas de alta calidad con pocas calorías y necesitamos una mayor cantidad de este nutriente al envejecer. Las proteínas constituyen y reparan los tejidos y producen los anticuerpos que combaten las infecciones. No obstante a diferencia de las que se encuentran en los alimentos de origen animal, como la carne, los huevos y la leche, la proteína de soya no contiene la grasa saturada ni el colesterol que dañan al corazón, además la soya esta repleta de otros nutrientes que un cuerpo mas viejo requiere, como hierro, calcio y vitaminas del grupo B, entre ellas, tiamina, riboflavina y niacina

Sin embargo, eso no lo es todo. El corazón de los frijoles (habichuelas) de soya alberga unas sustancias llamadas isoflavonas, las cuales forman parte de un grupo de componentes de las plantas que se conocen como fotoquímicos. Y es posible que en ellos radique la clave del poder de la soya para combatir las enfermedades.



Posted in Salud y Belleza