Iniciar sesión   

Acceso a su cuenta

¿Todavía no tiene cuenta?

Por favor, introduzca un Nombre de usuario válido. Sin espacios, de al menos 2 caracteres y que contenga solo letras y números-
Por favor, introduzca un Contraseña válido. Sin espacios, de al menos 4 caracteres y que contenga solo letras y números-
Las contraseñas no coinciden
Introduzca una dirección de correo electrónico válida
Las contraseñas no coinciden ?>
Los campos marcados con un asterísco ('*') son obligatorios

 x 
Carro vacío
Olga Miranda
Subscribase a nuestro boletín y reciba en su correo noticias y consejos

Carro de Compras

 x 
Carro vacío
Anuncio
30Abril

¿Qué es la obesidad?

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento de la masa grasa y en consecuencia por un aumento de peso. Existe, pues, un aumento de las reservas energéticas del organismo en forma de grasa.

    El aumento de peso ocurre cuando hay un desequilibrio calórico, es decir cuando la cantidad de calorías ingeridas supera la cantidad de calorías gastadas. Cuando una persona ingiere de forma habitual más calorías de las que puede quemar, el cuerpo almacena las calorías extras en forma de grasa.

    Se entiende por obesidad una acumulación excesiva de grasa corporal. Una medida común de evaluación para determinar cuándo es “excesiva” es el Índice de Masa Corporal o IMC.

    El IMC se calcula mediante una operación matemática utilizando las medidas de peso y altura. La cifra resultante sirve de indicador general para saber si el peso de la persona entra dentro de un rango saludable. Se divide el peso en Kg entre la altura (en metros) al cuadrado.

Causas de la obesidad infantil

    El aumento de la obesidad infantil se debe a diferentes factores que se resumen en una frase: las calorías que se ingieren a través de los alimentos son superiores a las que se gastan y ese exceso se acumula en el cuerpo en forma de grasa.

Entorno familiar

    El entorno familiar es uno de los factores más importantes, ya que son los que reciben la presión consumista de la sociedad a ingerir productos poco saludables.

    Hoy en día en la gran mayoría de los hogares se hace necesario que los dos cónyuges tengan responsabilidades laborales debido a la situación económica en la que vivimos, ello crea una situación en la que mantener una alimentación tradicional a base de comida casera y tradicional es cada vez más difícil y se van sustituyendo las verduras, hortalizas y legumbres por precocinados, embutidos o fritos, así como la fruta por repostería. A esta tendencia se une la poca afición de los niños por las verduras, el pescado o la fruta. Por lo tanto, se ha ido creando una situación que favorece cada vez más el consumo de calorías y cada vez menos el de alimentos sanos.

Alimentos ricos en grasas saturadas.

    Un elemento importante es la gran oferta que hay de alimentos dirigidos para los niños, de los cuales muchos son ricos en grasa y en calorías, tales como la repostería, las hamburguesas, las salchichas, las patatas o paras  fritas, los “snack” y los platos precocinados.

    Estos alimentos son tomados cada vez con más frecuencia por los niños y niñas.

El sedentarismo

    El sedentarismo es otro factor que se debe considerar. Los niños antes jugaban en la calle pero ahora suelen jugar en casa, donde la actividad física y por tanto el gasto de calorías es menor reduciéndose al mínimo cuando los niños juegan al ordenador o ven la televisión. Esto ocurre con mayor incidencia en países más desarrollados en los que el consumismo se manifiesta con mayor fuerza.

    Además, con frecuencia la poca actividad que se realiza en el hogar se acompaña de picotear o comer “snacks”.

Factores genéticos

    Los factores genéticos se dan en muy pocos casos de obesidad infantil, y generalmente se debe a un trastorno genético o a una enfermedad metabólica.

    Con frecuencia, los niños obesos tienen padres obesos y en muchas ocasiones esto indica una alimentación incorrecta de toda la familia.

Características de la obesidad infantil

    En niños obesos son más frecuentes los problemas articulares y ortopédicos, como alteraciones en la cadera o de la tibia.

    En personas muy obesas se puede producir acumulación de grasa en el hígado y alteraciones en la función hepática, así como ardores de estómago por reflujo del contenido gástrico hacia el esófago. Otra complicación de la obesidad es la apnea del sueño que, aunque es poco frecuente, pueden padecerla los niños obesos que roncan y se duermen fácilmente durante el día.

    Estas enfermedades concretas conllevan además trastornos psicológicos, motivados por el rechazo y discriminación social hacia los jóvenes obesos. De hecho, incluso los mismos niños de seis años prefieren como amigos a niños que no sean obesos y a medida que los chicos van creciendo sufren una mayor discriminación.

Efectos físicos de la obesidad

    El sobrepeso infantil es un importante predictor de problemas de salud relacionados con la obesidad.

    Los niños y niñas con sobrepeso tienen más probabilidades de desarrollar asma y otras enfermedades crónicas, además tienen dos veces más probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares e hipertensión y tres veces más de desarrollar diabetes.

Efectos psicológicos de la obesidad infantil

    La consecuencia más inmediata del sobrepeso, es la discriminación social. La obesidad está relacionada con baja autoestima, depresión, retraimiento social, ansiedad y una sensación de rechazo crónico. Tienen más probabilidades de ser víctimas y victimarios del hostigamiento y la agresión que sus compañeros con peso normal.

    Las burlas, las dificultades para los deportes, la fatiga, la apnea del sueño y otros problemas relacionados con la obesidad afectan gravemente la sensación de bienestar psíquico y social de estos niños.

Elementos a tener en cuenta para diseñar un programa de alimentación para niños y adolescentes con obesidad

    Los cambios que se están dando en la alimentación y los nuevos estilos de vida son los principales desencadenantes de la obesidad y de su aumento en los últimos años.

    La infancia es la etapa de la vida en la que comienzan a establecerse los hábitos alimentarios y a partir de la adolescencia, estos hábitos adquiridos se hacen más resistentes al cambio.

    Es importante actuar durante la infancia sobre la conducta alimentaria de niños y niñas, ya que las costumbres que adquieran en esta etapa van a ser determinantes de su estado de salud cuando sean adultos.

    Las características del programa de alimentación que se realice para alumnos con obesidad siempre, como hemos visto anteriormente, ha de tener presente la cantidad de actividad física que realiza el sujeto para poder calcular con exactitud el gasto calórico. El objetivo es suministrar un número inferior de calorías al número que consume, con lo que conseguiremos un progresivo perdida de peso.

    La alimentación saludable en el niño con sobrepeso ha de ser variada, sana, equilibrada, nutritiva, apetecible, divertida, sorprendente, ordenada, consistente y educativa.

Estilo de vida activo

    Generalmente todos los niños suelen ser aficionados a practicar algún deporte u otras actividades tales como puede ser bailar, correr, pasear o hacer senderismo. Pues los padres y/o educadores deben trabajar para conseguir que estos niños puedan incluir de forma regular la actividad física en sus hábitos de vida.

    En principio, se puede comenzar integrando preferiblemente el ejercicio físico en la rutina diaria, como por ejemplo ir andando al colegio, utilizar menos el ascensor y subir los pisos por las escaleras, o realizar los desplazamientos que lo permitan a pie, etc.

    Los niños y adolescentes observan en los adultos de su entorno modelos de comportamiento, siendo importante en el desarrollo de las conductas. Por ello es importante evitar los juegos de ordenador y el tiempo dedicado a ver la televisión. Y sustituir estos momentos por otros más activos consiguiendo mejorar la calidad de vida.

Programa de ejercicio físico

    Es fundamental acompañar una correcta alimentación con la realización de ejercicio físico para poder conseguir un desarrollo corporal adecuado.

Posted in Salud y Belleza, Día de las madres